viernes, 28 de noviembre de 2008

ESTRATEGIAS DE LECTURA

Hola bienvenidos a este blog sobre Estrategias de Lectura, en el encontraras algunas estrategias para facilitar tu quehacer docente en el nivel que te encuentres laborando, a continuacion presento algunas referencias bibliograficas de primer acercamiento como ojeto de esudio del tema.
El progreso ha cambiado el concepto de lectura, asegura Daniel Cassany.
El lingüista impartirá una serie de conferencias en universidades del país.
El progreso ha cambiado el concepto de lectura, asegura Daniel Cassany
La ideología se ha constituido como un tema que condiciona lo que se lee, afirma Daniel Cassany, durante la entrevista con La Jornada Foto: Cristina Rodríguez

El concepto tradicional de la lectura como un proceso lingüístico o cognitivo ha cambiado. Hoy leer ya no significa "sentarse en un sillón y leer un libro", afirma el investigador y lingüista catalán Daniel Cassany cuyo libro más reciente, Tras las líneas. Sobre la lectura contemporánea, explora los cambios en el proceso de lectura que han ocurrido en décadas recientes.
Para leer, explica Cassany, no utilizamos sólo las palabras y la mente sino que ahora leemos también textos que son sociales, es decir, instrumentos físicos de una época y de un lugar.
"Quizá las palabras no han cambiado mucho. Las que utilizaba mi abuelo son bastante parecidas a las que utilizo yo, mi mente tampoco es bastante diferente de la de mi abuelo, la diferencia radica en que hoy existen cosas que no había en su época. Hay variaciones a lo largo de la geografía y de la historia. La idea de que todos leemos del mismo modo es muy bonita, pero es esquemática y falsa: todos tenemos la misma mente y un lenguaje parecido, en el caso del español, pero en cada lugar se hacen cosas diferentes con esta mente y con este lenguaje".
Los cambios básicos son cinco: en la actualidad se producen muchas actividades que hoy se resuelven leyendo y apretando botones, por ejemplo el uso de máquinas que expenden boletos cuando hace unos años resolvíamos esa necesidad hablando con una persona en una taquilla.
Otro de los cambios es Internet que se ha convertido en una actividad cotidiana, uno más es que leemos en distintas lenguas o leemos discursos que han sido traducidos desde otras lenguas, desde otras culturas, desde otros lugares y entonces empleamos otros parámetros culturales. También estamos más interesados en leer sobre ciencia, que emplea un lenguaje determinado y que a veces no entendemos por lo que nos enfrentamos con un tipo nuevo de lectura.
Sin embargo, una de las diferencias fundamentales es que "es mucho más importante la ideología. Tenemos más interés de profundizar en la democracia, reconocer la libertad de expresión, dejar que el mundo diga lo que piensa y eso significa que tenemos que darnos cuenta de la ideología que hay detrás de un discurso", añadió Cassany, profesor de análisis del discurso de la Universitat Pompeu Fabra y autor de libros de análisis como La cocina de la escritura, Describir el escribir, Construir la escritura y Taller de textos.
En su obra, Tras las líneas... es el primero que dedica a la lectura y en él, además de ese análisis de los cambios, propone al lector un juego: encontrar tres errores dentro del texto.
Este juego "es para transmitir la idea de que no todo lo escrito es cierto. En una cultura pretérita, arcana, de la lectura, supuestamente el significado de un texto es único, estable, el mismo para todos y objetivo; es La Verdad -con mayúsculas- y no existe nada escrito que sea mentira.
"Esa es la concepción tradicional, creo que todos aprendemos a leer de esa manera, cuando en realidad lo que encontramos son perlas y basura; hay mentiras tanto en los libros, como en Internet, en los discursos. Así que el objetivo del juego es decirle al lector 'ponte en actitud crítica, encuentra mentiras, discútelo todo, no te creas todo lo que leas'".
Daniel Cassany se encuentra en México para ofrecer cursos en universidades de la ciudad de México, Hermosillo, Colima y Monterrey. Asimismo participará en el seminario internacional Otros géneros, otras lecturas, en el contexto de la Feria Internacional del Libro Infantil y Juvenil, con la conferencia Vivir y leer en el siglo XXI.

Metodología de la lectura
(Experiencia de Juan Marcos Tintaya – La Paz - Bolivia)

Proceso de "aprendizaje" de la lectura
¿Qué es la lectura?
Según Ralph Staiger, "la lectura es la palabra usada para referirse a una interacción, por lo cual el sentido codificado por un autor en estímulos visuales se transforman en sentido de la mente del autor" . Por otro lado, Isabel Solé define: "leer es un proceso de interacción entre el lector y el texto, proceso mediante el cual el primero intenta satisfacer los objetivos que guía a su lectura"
Con éstas dos definiciones más relevantes para entender el concepto de "lectura". Uniendo ambos, defino desde el punto de vista personal, que la lectura es un: proceso continuo de comunicación entre el autor o escritor del texto y el lector . Es expresado a través de una variedad de signos y códigos convencionales que nos sirven para interpretar las emociones, sentimientos impresiones, ideas y pensamientos. Además es la base esencial para adquirir todo tipo de conocimientos científicos; sin tener ningún dominio de los mencionados códigos y signos no tendríamos la menor idea de prescribir a un papel.
El proceso de la "enseñanza" de la lectura
Al pasar de los tiempos se han desarrollado una variedad de métodos y procedimientos para la enseñanza de la lectura, se considera que la edad adecuada de aprendizaje de la lectura es de 5 a 6 años aproximadamente. Los métodos que se usan actualmente son las siguientes:
· Métodos Globales
· Método Sintético - fonético
· Método Ecléctico
· Método Wupertal
· Método Alfabético
· y entre otros.
Como ejemplo, en el presente trabajo se aplica el Método Global, planteado por Jorge Cabrera Acuña y sus etapas de procedimientos:
1ra Etapa: Preparación al nuevo conocimiento
a. Preparación científica( conocimientos previos y sus relaciones con el objeto)
b. Preparación psicológica( motivación)
2da. Etapa. Dirección y adquisición del nuevo aprendizaje
a. Intuición de la palabra y actividades de observación (actividad sensorial y verbal).
b. Intuición gráfica de la palabra(Observación del dibujo y pronunciación de la palabra).
c. Actividad de la lectura (presentación de la palabra y su sentido).
d. Ejercicio de memorización visual.
e. Juegos de intensificación de conceptos hasta internalizar los conceptos
f. Actividades de escritura
3ra. Etapa. Ordenación y síntesis (globalización y aplicación de la palabra)
a. Representando y coloreando
b. Formación de frases y oraciones . Lectura final pronunciando las fonemas.
Bibliografía
Ver www.geocities.com/edured77

ESTRATEGIAS DE LECTURA PARA FACILITAR LA COMPRENSION
Estrategias de Lectura - El Método "EPL-Triple R"
El Método de comprensión de lectura EPL-Triple R es muy útil sobre todo para las tareas que nos asignan, en la escuela o en el trabajo, concernientes a lecturas de las cuales debemos obtener información específica; ya sea por motivos de investigación, para la elaboración de un reporte, o como parte del estudio de algún tema en lo particular.
Con éste método podrás mejorar tu comprensión al leer y memorizar información importante más fácilmente. El EPL-Triple R es una estrategia de lectura y estudio versátil, ya que involucra activamente al lector durante el proceso de la lectura.
La versión corta de esta estrategia de lectura:
Primero, EXAMINAS (E) rápidamente el texto para detectar sus puntos principales y localizar partes esenciales. Esto te ayuda a saber que puedes esperar de la lectura que vas a realizar.
A continuación, determinas el propósito de la lectura haciéndote PREGUNTAS (P) acerca del tema y el texto.
Después debes LEER (L) activamente, buscando las respuestas a las preguntas que formulaste previamente.
En seguida, monitoreas tu nivel de compresión de lectura REPITIENDO (R1) - de preferencia en voz alta - los puntos principales del texto y REGISTRANDO (R2) - preferentemente de forma escrita - la información principal.
Finalmente, refuerzas tu nivel de comprensión de lectura REVISANDO (R3) las actividades anteriores.
Examinar, Preguntar, Leer, Repetir, Registrar, Revisar - EPL-Triple R
E = Examinar
Este es el primer paso en el que puedes ahorrar mucho tiempo. Comienza por examinar rápidamente el texto antes de leerlo. Considera todo lo que destaca en el texto: el índice, el temario, los títulos y sub-títulos, los encabezados en “negritas”, las citas, las ilustraciones, los gráficos, las notas al margen y el sumario. Ahora pregúntate: ¿De qué trata el texto? ¿Cuáles son los temas principales que se incluyen?
P = Preguntas
Cambia los encabezados, títulos y sub-títulos en el texto a preguntas. Después trata de asumir qué información sigue. Pregúntate: ¿Quién?, ¿Qué?, ¿En dónde?, ¿Cuándo?, ¿Cómo?, ¿Por qué?, tal como si fueras un periodista. Haciéndote estas preguntas y luego buscando las respuestas a ellas, tú puedes enfocar tu atención para obtener la información deseada de una manera rápida y eficaz.
L = LEER
Ahora lee activamente el texto. Trata de encontrar las respuestas a tus preguntas, pasando la mayor parte de tu tiempo en el material que creas importante. Este proceso de Preguntas vs. Respuestas te ayuda a leer activamente, en vez de solo ser un simple lector pasivo.
R1 = REPETIR
Después de completar cada sección, aparta tu mirada del texto. Ahora trata de repetir los puntos más importantes de tu lectura. Esta repetición te hará saber claramente lo que has aprendido y lo que no. Vuelve a leer el texto las veces que sean necesarias, hasta que logres repetir todos los puntos importantes de cada sección.
IMPORTANTE: Este proceso es mucho más efectivo si lo haces en voz alta.
R2 = REGISTRAR
Al mismo tiempo que estás repitiendo los puntos importantes del texto, también puedes registrar o escribir toda la información que sientas que tienes que recordar. Puedes registrar esta información en hojas de papel o en tarjetas de estudio para poderlas utilizar posteriormente.
TIP: El registro de la información lo puedes hacer en forma de preguntas y respuestas.
R3 = REVISAR
Ahora revisa todo el material. Lee nuevamente los encabezados. Repite todas las ideas y puntos importantes de cada sección del texto. Siempre has referencia a tus notas escritas mientras revisas tu material: de esta forma es mucho más sencillo que puedas recordar posteriormente los eventos, puntos básicos, información importante, etc.
Estrategias de Lectura - El Método "PEPL4R"
Una variación del método EPL-Triple R es el PEPL4R. Se usa principalmente para la extracción de información y datos específicos de un texto.
PEPL4R es una estrategia de lectura que reafirma de una forma eficiente los pasos básicos en el proceso de lectura. La P es para Propósito, la E es de Examinar rápidamente, la P es de Preguntar, la L para Leer selectivamente y las cuatro R's son de Repetir, Registrar, Reflexionar y Revisar.
1.- Propósito
Antes de leer, pregúntate por qué estas leyendo ese texto en particular y qué es lo que quieres obtener. Cuando hayas logrado tu propósito, en ese momento deja de leer.
Así pues, el principio de establecer primero tu propósito, ya sea para obtener el enfoque o tema, las ideas principales, los factores o rasgos principales, evidencias, argumentos y ejemplos, relaciones o métodos, te pueden incitar a utilizar la técnica de lectura que te lleve a lo que estás buscando en un mínimo de tiempo.
Por ejemplo: si tu propósito es encontrar información específica como un número de teléfono en la guía telefónica, una formula matemática en un libro, una definición en un diccionario, o un dato en un artículo, es normal y obvio que una vez que encontraste lo que buscabas, dejes de “leer”. Ese tipo de “lectura” es más una “exploración” y debes utilizarla en casos como los que se mencionan anteriormente.
2.- Examinar
Examina rápidamente ("échale un ojo") los aspectos más importantes del texto, - el título, los encabezados, los párrafos principales y el sumario - esto te sirve para obtener una visión general de la lectura y detectar qué ideas, problemas y preguntas se abordan. Al hacer esto, el objetivo es encontrar la idea central, el enfoque y la forma en la que el autor trata el tema del texto o sección que estás revisando. Esta inspección debe llevarse a cabo en no más de unos pocos minutos.
3.- Preguntar
Crea preguntas alrededor de las respuestas que estás buscando:
¿Qué necesito saber a cerca de este tema? ¿Que información quiero extraer?
Convierte el primer encabezado a pregunta, de tal forma que cuando leas el texto encuentres la respuesta a la misma.
TIP: En este paso, debes activar tus conocimientos previos acerca del tema para facilitar y eficientar la compresión de la lectura. De esta manera también evitas plantearte preguntas de las cuales ya conoces las respuestas.
4.- Leer selectivamente
Lee para encontrar las respuestas a tu(s) pregunta(s). Normalmente leyendo el primer enunciado de cada párrafo, sabes si ahí se encuentra la respuesta a lo que estás buscando.
En algunas ocasiones el texto “lista” las respuestas con la expresión “El primer punto…, en segundo lugar...” y así sucesivamente. En otros casos tendrás que leer cada párrafo cuidadosamente con el objeto de comprender el siguiente, y de esta forma encontrar la idea principal “oculta” en el texto.
Básicamente, debes buscar las ideas, información, evidencia, etc. que te proporcionen la información que estás buscando.
5.- Repetir
Sin que estés viendo el texto, repite las respuestas a tu(s) pregunta(s) utilizando tus propias palabras tanto como sea posible. Si no lo puedes hacer razonablemente bien, revisa nuevamente esa sección.
6.- Registrar
Escribe una breve reseña de tu(s) pregunta(s) y sus respuestas. Las respuestas las debes de escribir en forma de frases cortas o “palabras clave”, no con oraciones largas. Estás deben servirte para reforzar lo aprendido y como ayuda para el paso de revisión en esta estrategia de lectura.
7.- Reflexionar
Recientemente se han hecho investigaciones sobre psicología cognoscitiva e indican que la comprensión y retención se incrementan cuando “elaboras” nueva información.
Esto significa reflexionar acerca de lo que leíste, presentar la información de manera diferente, compararla con conocimientos anteriores, crear categorías, asociando una con otra, conectar lo aprendido a tu propio conocimiento y a tu experiencia personal, y en general organizar las ideas y después reorganizarlas. Esto se puede lograr a través de tu imaginación y también sobre papel.
Normalmente en este punto ya podrás desarrollar el registro (paso 6), y tal vez reorganizarlo ya sea en: frases formales, jerarquías, tablas, diagramas de flujo, mapas mentales, o inclusive a través de simples “garabatos”.
Después pasa por el mismo proceso, del paso 3 al 7, con la siguiente sección, y así sucesivamente.
8.- Revisar
Examina tus notas “reducidas” del artículo o capítulo, viéndolas como un “todo”. Esto te permite visualizar alguna clase de organización global que contiene toda tu información a la vez. Después repite en voz alta utilizando las preguntas u otras pistas como indicadores o estímulos para recordar.
TIP: Este ejercicio de repetición, se debe llevar a cabo en pocos minutos y se debe realizar regularmente con el material que consideres más importante de recordar.
Estrategias de lectura para libros de texto, manuales y cursos
Cuando lees libros de texto, manuales o cursos existen varias etapas y niveles para lograr tu objetivo. La pregunta a responder es: “¿Hasta este momento, he comprendido lo suficiente para lograr mi objetivo? Si tu respuesta es afirmativa, PARA DE LEER. Si no lo es, continúa leyendo.
Pasos a seguir:
Antes de comenzar a leer, fíjate quién es el autor y la fecha de publicación. Lee el prólogo y el índice. Revisa los diagramas y los dibujos rápidamente.
Examina el primer y el último capítulo. Frecuentemente estos son capítulos introductorios y de recopilación y pueden darte la información que necesitas.
Con la ayuda del índice, revisa los capítulos intermedios. Esto te lleva dentro del libro de una forma más profunda y te permite decidir cuáles son los capítulos intermedios que debes leer detenidamente.
Lee los capítulos intermedios hasta lograr tu propósito.
Toma notas de la información relevante.
Revisa el glosario, el índice y los apéndices tanto como se requiera.
Examinar rápida y selectivamente una lectura, son las técnicas más veloces y eficientes de obtener lo que tú necesitas de los libros de texto, manuales o cursos. Muchas personas piensan que hacen "trampa" al no leer todas y cada una de las palabras en el libro, eso no es verdad. En realidad, te estás haciendo trampa a ti mismo cuando pierdes el tiempo leyendo material no esencial para lograr tu objetivo.
Daniel LevyEnglishcom.com.mx

ESTRATEGIAS DE LECTURA

Cristina Carmona información de Margarita Krap “El papel de la lectura en el proceso de investigación” en Enfoque discursivo IV. CCH-UNAM.


La lectura es una actividad que realizamos con diferentes propósitos. Por lo general, los textos literarios (cuentos, novelas, etc.) se leen con el fin de obtener un disfrute o por entretenimiento. Los instructivos se leen para saber cómo hacer algo (armar un mueble o un juguete) o seguir un procedimiento (preparar un postre, manejar la computadora).

Otra finalidad de la lectura es ser una forma de acceso al conocimiento. A través de la lectura nos apropiamos de conocimientos que no sólo acrecientan nuestro saber, sino que permite mejores posibilidades de relación con el mundo. Por eso, uno de los propósitos en la formación de una secundaria es contribuir a hacer de él un lector eficaz, por lo que el trabajo escolar comprende el desarrollo de las estrategias de comprensión de lectura como una forma de acceso al conocimiento. A continuación se presentan algunas estrategias básicas:

LECTURA EXPLORATORIA.
PARA QUÉ SIRVE PROCEDIMIENTO QUÉ OBTENEMOS.
Ayuda al lector a tener cierta idea sobre la extensión y grado de dificultad de un texto y a evaluar su utilidad.

Lectura superficial con fines de sondeo.
Observación de los paralingüísticos (elementos que destacan gráficamente: títulos, subtítulos, negritas, cursivas, recuadros, tablas, gráficas, fotos, etc.)
Lectura del primer párrafo, la primera oración de cada párrafo subsecuente y del último párrafo.
Respuesta a las interrogantes:
De qué trata el texto y cuál es el nivel de extensión del contenido.
Cómo esta organizado y qué partes tiene el texto.

LECTURA ANALÍTICA
PARA QUÉ SIRVE PROCEDIMIENTO QUÉ OBTENEMOS

El lector obtiene un buen conocimiento del texto y una aceptable comprensión de lo que dice.
Identificación de la información relevante mediante recursos que destacan información: El título, por lo general es un gran resumen del texto-Subtítulos, resumen el contenido de los diferentes apartados.
Paralingüísticos: subrayados, negritas, cursivas.
Palabras o frases valorativas: importante, fundamental, cabe destacar, resumiendo.
Posición de la información, a menudo al inicio o final de párrafo.
Marcas, anotaciones y subrayados en el texto.
Registros que dan cuenta de nuestra comprensión, como resúmenes, paráfrasis, cuadros o diagramas.

LECTURA CRÍTICA
PARA QUÉ SIRVE PROCEDIMIENTO QUÉ OBTENEMOS.

Permite al lector emitir juicios y asumir una posición frente a lo que el texto dice.
Distinción entre hechos y opiniones.
Hechos: son acuerdos sobre ciertos datos que aluden a una realidad objetiva y
pueden ser verificados (ejemplo, datos históricos).
Opiniones: expresan creencias, sensaciones o juicios que interpretan la realidad y nos proponen una opción preferible a otras; por eso son subjetivas.
Comentarios del lector que representan una distancia crítica respecto a los estereotipos, las generalizaciones categóricas y posturas unilaterales presentadas en el texto leído.

La lectura

Principio del formulario
Final del formulario
Búsqueda avanzada…
Diario
Noticias de hoy
Archivo
Suscripciones
Contacto


LA LECTURA
La lectura es la práctica más importante para el estudio. En las asignaturas de letras, la lectura ocupa el 90 % del tiempo dedicado al estudio personal. Mediante la lectura se adquiere la mayor parte de los conocimientos y por tanto influye mucho en la formación intelectual.
Mediante la lectura se reconocen las palabras, se capta el pensamiento del autor y se contrasta con el propio pensamiento de forma crítica. De alguna forma se establece un diálogo con el autor. Laín Entralgo definió la lectura como "silencioso coloquio del lector con el autor".
Se pueden distinguir tres clases de lecturas: una de distracción, poco profunda, en la que interesa el argumento pero no el fijar los conocimientos; otra lectura es la informativa, con la que se pretende tener una visión general del tema, e incluso de un libro entero; y por fin, la lectura de estudio o formativa, que es la más lenta y profunda y pretende comprender un tema determinado.
Los dos factores de la lectura son la velocidad y la comprensión. La velocidad es el número de palabras que se leen en un minuto y suele ser de 200 a 250 en un estudiante normal. La comprensión se puede medir mediante una prueba objetiva aplicada inmediatamente después de hacer la lectura. Se suele medir de 0 a 10, y suele ser de 6 a 7 en una lectura normal. Es necesario que se evite siempre la lectura mecánica, es decir, sin comprensión y se ponga esfuerzo por leer todo lo deprisa que se pueda y asimilando el mayor número de conocimientos posibles. Con esto se aumenta la concentración y mejora la velocidad de lectura sin bajar la comprensión.
Si se quiere conseguir una gran velocidad de lectura, doblando o triplicando la velocidad actual sin bajar la comprensión, se debería hacer un curso de lectura rápida, que mediante un entrenamiento específico se puede conseguir una gran velocidad, como la alcanzada por el presidente Kennedy que llegaba a las 1200 palabras por minuto.
Antes de empezar a estudiar una lección es conveniente hacer una exploración, es decir, observarla por encima, viendo de qué tratan las distintas preguntas, los dibujos, los esquemas, las fotografías, etc. De esta forma se tiene una idea general del tema. El segundo paso sería hacerse preguntas de lo que se sabe en relación al tema y tratar de responderlas. Así se enlazan los conocimientos anteriores con los nuevos.

PRUEBA DE COMPRENSIÓN INTERACTIVA

1.- La lectura ocupa el 90 % del tiempo en:
a) El estudio personal.
b) En asignaturas de ciencias.
c) En asignaturas de letras.

2.- La visión general del tema se consigue con:
a) La lectura informativa.
b) La lectura de distracción.
c) La lectura de estudio.

3.- La lectura más lenta y profunda es:
a) La informativa.
b) La de distracción.
c) La de estudio.

4.- La lectura sin comprensión se llama:
a) Mecánica.
b) De distracción.
c) Poco satisfactoria.

5.- El mirar por encima una lección es:
a) Una exploración.
b) Una lectura superficial.
c) Una lectura de distracción.

®Arturo Ramo García.-Registro de Propiedad Intelectual de Teruel nº 141, de 29-IX-1999Plaza Playa de Aro, 3, 1º DO 44002-TERUEL

La lectura, una práctica posible
La lectura es tanto un placer como un desafío lingüístico, cognitivo y estético. Y un hecho privado, a la vez que una experiencia a compartir. El lugar de la escuela en este mundo de posibilidades.
LA LECTURA Y LA VIDA COTIDIANA DE LA ESCUELA.
Cada día, en cada una de las escuelas de nuestro país, ocurren situaciones de lectura. Maestros, bibliotecarios y profesores proponen la lectura de textos, con distintos propósitos. Los chicos y las chicas leen en busca de nueva información, leen para disfrutar de ficciones variadas, leen para sí mismos para otros.
Las situaciones son diversas, las circunstancias en que se producen, heterogéneas; pero sin duda es la escuela ese espacio de alcance universal donde millones de chicos, jóvenes y adultos encuentran la gran ocasión de participar en la experiencia de leer. Una escuela como la de hoy, acaso carente de textos o por el contrario saturado de "otros" textos que se presentan en los más variados formatos y de la mano de las más variadas tecnologías, continúa siendo sin embargo, el domicilio específico para ejercer el derecho de todos a ingresar en el universo de la cultura escrita.Sabemos que las condiciones sociales y culturales en que es posible que se dé ese ingreso varían, que las disponibilidades materiales no son las mismas en todos los casos, que los puntos de partida acaso sean desiguales; no obstante, la lectura es parte de las preocupaciones cotidianas de todos los que transitan las escuelas y en este sentido, maestros, profesores y bibliotecarios esgrimen cada día nuevas estrategias para hacer de la lectura una actividad posible. Preocuparse por la lectura es estar atento a que esta práctica cultural tenga un lugar entre las tareas escolares, es propiciar encuentros interesantes entre los chicos y los libros, es innovar en términos didácticos en busca de nuevas maneras de poner la lectura a disposición de todos y es también procurarse libros, o sea, mantener repertorios actualizados y ricos en opciones.LA PROMOCIÓN DE LA LECTURA: PROYECTOS Y EXPERIENCIASLos planes, programas y otros proyectos comprendidos dentro de lo que habitualmente se llama "promoción de la lectura", desarrollados en distintos niveles -desde los planes nacionales y provinciales, los proyectos de un distrito escolar, hasta las iniciativas de una escuela o un grupo de docentes en particular- se presentan como líneas de acción que buscan sensibilizar a la comunidad educativa en general y que, en muchos casos, se ocupan de proponer estrategias específicas, modos de trabajar con la lectura que potencian todas sus posibilidades. Taller de lectura y escritura, lecturas en voz alta a cargo de los docentes, de los bibliotecarios o de los propios niños, "hora del cuento" y otros tipos de actividades en la biblioteca, sesiones de narración a cargo de especialistas, visitas y diálogos con escritores, mesas y ferias de libros en la escuela o fuera de ella, son algunas de las experiencias típicas y siempre estimulantes que ponen la cuestión en el tapete y que comprometen a todos.
¿En qué sentido estas prácticas de taller, de características más informales, estas sesiones de narración oral, estas visitas de escritores como verdaderos acontecimientos culturales de la escuela contribuyen al "éxito" en los aprendizajes? Y esa tarea sigilosa y pertinaz de los bibliotecarios escolares, ¿ayuda a revertir las situaciones de exclusión en un sistema educativo que demanda mayor permanencia y prolongación de los tiempos de escolarización de los niños? ¿Qué nuevas estrategias didácticas y modos de circulación de los bienes culturales en la escuela propone la promoción de la lectura? ¿Ayuda a construir vínculos duraderos e intensos con la cultura escrita? ¿De qué manera contribuye al establecimiento de relaciones creativas para la apropiación del conocimiento? Estos son algunos viejos problemas que se enuncian hoy con nuevas preguntas.Seguramente, la promoción de la lectura puede constituirse en un proyecto potente para la generación de nuevas experiencias que contribuyan no solo al desarrollo curricular sino también al ensanchamiento del horizonte cultural de la escuela y, en definitiva, a la permanencia de los chicos dentro de ella.Trabajar en proyectos de promoción de la lectura invita a la vez a una revisión constante de los modos en que se propician las experiencias, y también de los modos en que se reflexiona sobre ellas. Una primera manera de hacerlo es evitando toda generalización; cada sujeto y cada escena de lectura en particular debe analizarse en lo que tiene de específico y en relación con lo que aporta como una nueva manera de entender qué es la lectura y cómo se convierte en una actividad posible dentro y fuera de la escuela.Una escena en la periferia urbana de la ciudad de San Juan da cuenta de que leer literatura puede convertirse en una experiencia para compartir. Un auditorio heterogéneo de unas cincuenta personas reunido en el patio techado de la escuela -allí se encontraban maestros, porteros, personal de cocina, directivos, padres de los niños- discutía en torno a dos textos: uno de Silvina Ocampo y otro de Graciela Cabal, que tematizaban la cuestión del miedo, sensación de un modo u otro transitado por todos. Las experiencias previas con el miedo, literarias y de la vida, generaron una rica proliferación de sentidos, de impresiones compartidas, de relaciones sorprendentes donde la llamada "comunidad educativa" compartió una experiencia cultural en el ámbito de la escuela y sin que nadie hubiera faltado a la cita.Otra escena de lectura muestra el impacto generado por la narración y la lectura en voz alta de cuentos de literatura infantil, en un grupo de mujeres a cargo de un comedor infantil que da de comer a ciento cuarenta niños de un barrio muy pobre de la ciudad de Paraná. Allí, el entusiasmo por las historias llevó a dos adultas mayores analfabetas a memorizar los textos para luego poder narrarlos a los niños. Otras mujeres mayores que sí sabían leer les leían a aquellas; y en esa escena, la apropiación por vía de la oralidad de un producto de la cultura escrita permitió la construcción de una representación de lo escrito y de lo narrativo, que llevó a estas mujeres a interesarse por participar en alguna actividad de alfabetización: leer y escribir se convirtió en una nueva expectativa para estas nuevas narradoras que nunca antes habían estado en contacto con esas formas de literatura. De poco sirvieron las previsiones del equipo técnico que coordinaba la experiencia, o lo programado por el narrador y por la especialista en literatura infantil; todos desbordados por el hecho de que esta presencia de analfabetos desbarató positivamente cualquier idea clásica de promoción de la lectura.Por fin, una experiencia realizada en una escuela de la periferia de la Ciudad de Buenos Aires demostró cómo la lectura podía interpelar en forma significativa a niños provenientes de hogares de familias migrantes de otras zonas del país y de países limítrofes, que manejaban alguna lengua aborigen como parte de los intercambios cotidianos con sus pares y con su familia. Estas "otras lenguas" se presentan como estigmatizadas en el ámbito de un sistema escolar que durante un siglo apostó a la homogeneización lingüística y cultural. Por este motivo, en entrevistas informales con los niños, ellos borraban toda información acerca de su procedencia, el lugar de origen de su familia y, más aún, del dominio de otra lengua. Sin embargo, era en los patios, en la hora del recreo, cuando se podían percibir esas otras lenguas que de hecho resonaban en la escuela. En el trabajo de promoción de la lectura realizado con libros de autores latinoamericanos, que forman parte de una colección producida por la Secretaría de Educación de México y que llegan al resto de los países de la región a través del Proyecto Podemos Leer y Escribir, coordinado por la Cerlalc-Unesco, los niños pudieron advertir las distintas variantes del español que se presentaban en los distintos textos y realizar un descubrimiento lingüístico: el español no es homogéneo. Esta nueva percepción les permitió confiar al coordinador y a los otros niños -sin temor a la estigmatización- relatos acerca de sus vidas, sus familias, sus experiencias culturales; y comparar entonces léxico, estructuras, modos de significar del español y de las otras lenguas.PARA UNA NUEVA AGENDA.
Los casos antes comentados nos hablan de algunas relaciones sobre las que es necesario hacer algunos énfasis en una agenda sobre la promoción de la lectura.Por una parte, la necesidad de trabajar en proyectos de lectura que incentiven experiencias en distintos espacios de la vida social (familia, bibliotecas populares, sociedades barriales, comedores infantiles, centros de jubilados, gremios, diversas asociaciones de base) propiciando las relaciones entre estos espacios y la escuela, a fin de potenciarla como espacio público de construcción colectiva. La lectura es una práctica cultural que se comparte, y en este sentido puede proponerse su transversalidad: atraviesa a la escuela y la excede, es un potente argumento para el encuentro entre la escuela y la comunidad.Asimismo, podemos afirmar que la lectura de textos literarios ocupa un lugar central en las prácticas de promoción de la lectura y de formación de lectores. Muchas experiencias muestran que es a través de la literatura como los sujetos llegan al mundo de la cultura escrita, y que la literatura propicia modos de leer particulares. La formación del lector en la tarea de promoción tiene a estos modos de leer como un momento clave. Las operaciones de lectura que despliegan niños, jóvenes o adultos con los que estamos trabajando merece toda nuestra atención y nuestro más fino oído: ¿cuáles son las hipótesis que realiza un niño frente a la lectura de un texto, o frente a un libro de imágenes? ¿Cuáles son las relaciones que establece un adulto entre sus experiencias de vida, y esas otras experiencias intangibles y a la vez tan cercanas que se representan en un buen texto de ficción? Se trata de un desafío que opera en todos los órdenes: lingüístico, cognitivo y estético. Leer es un desafío, y si en una nueva agenda de la promoción decidimos jerarquizar leer literatura, este desafío se amplifica en la riqueza retórica, semántica y simbólica que todo texto literario acarrea.Además, la lectura es una experiencia que se va desarrollando en el límite entre lo íntimo y lo público: somos lectores y somos formadores de lectores, leemos para nosotros o leemos para otros, leemos en nuestro hogar o leemos en la escuela. Se trata de una de las líneas más interesantes en relación con la posición del docente frente a la lectura, y que se puede resumir en algunas preguntas: ¿Qué lugar se le otorga a leer literatura como parte de los requerimientos de capacitación de los docentes como profesionales? ¿Qué desafíos y qué dificultades les propone a los docentes la lectura de libros de ficción para adultos? ¿Qué relación existe entre la experiencia del docente como lector adulto y la tarea de formar lectores?En el límite entre la lectura íntima y la lectura pública, escolar, se resuelven desafíos interesantes que merecen una reflexión dentro de una agenda de promoción de la lectura. Una agenda de muchos autores que se construye en el entramado entre las líneas que las distintas gestiones nacionales y jurisdiccionales proponen, la riqueza de la vida cultural y literaria de cada comunidad, y la diversa y rica experiencia que día a día escuelas y docentes llevan adelante en aulas, bibliotecas y otros ámbitos.
Gustavo Bombini. Plan Nacional de Lectura, MECyT

Lectura Crítica versus Pensamiento Crítico
Por Daniel J. Kurland.
Podemos hacer la distinción entre la lectura crítica y el pensamiento crítico de la siguiente manera [1]:
La Lectura Crítica es una técnica que permite descubrir ideas e información dentro de un texto escrito.
El Pensamiento Crítico es una técnica para evaluar la información y las ideas, para decidir que aceptar y creer.
La Lectura Crítica hace referencia a una lectura cuidadosa, activa, reflexiva y analítica. El pensamiento crítico implica reflexionar sobre la validez de lo que se ha leído a la luz del conocimiento y la comprensión del mundo que previamente se tienen.
Consideremos por ejemplo la siguiente frase en cierto sentido no carente de humor, tomada del ensayo de un estudiante:
Los padres están comprando carros costosos para que sus hijos los destruyan
Por la forma en la que se expresan los términos en la oración arriba citada, la lectura crítica se interesa en dilucidar como, dentro del contexto del texto considerado como un todo, la palabra “los” se refiere a los padres, los hijos o los carros, y si el texto respalda esa práctica. El pensamiento crítico, tendría la función de decidir si el significado escogido es el cierto y si usted, el lector aceptaría o no esa práctica.
En base a las definiciones anteriores, la lectura crítica parecería anteceder al pensamiento crítico: Y es que solamente cuando se ha entendido completamente un texto (lectura crítica) se pueden evaluar con exactitud sus aseveraciones (pensamiento crítico).
LOS DOS UNIDOS Y EN ARMONÍA.
En la práctica, la lectura crítica y el pensamiento crítico van de la mano. El pensamiento crítico permite que el lector haga seguimiento a su comprensión a medida que lee. Si percibe que las aseveraciones del texto son ridículas o irresponsables (pensamiento crítico), lo examina con mayor atención para poner a prueba su propia comprensión (lectura crítica).
Y viceversa, el pensamiento crítico depende de la lectura crítica. Después de todo una persona puede pensar críticamente sobre un texto (pensamiento crítico) únicamente si lo ha entendido (lectura crítica). Se puede elegir el aceptar o rechazar una presentación, pero se debe saber por que. Se tiene una responsabilidad no solo consigo mismo sino con los demás de identificar, las cuestiones o problemas en los que se está o no de acuerdo. Solamente así se podrán entender y respetar los puntos de vista de otras personas. Para poder reconocer y entender esos puntos de vista se debe estar en capacidad de leer críticamente.
UTILIDAD DE LA DISTINCIÓN.
Si el pensamiento y la lectura críticas están tan íntimamente unidas, ¿por qué es útil hacer la distinción? Lo que convierte en útil hacer la distinción, se encuentra en recordar que debemos leer cada texto por sus propios méritos, sin que se impongan el conocimiento previo del lector o los puntos de vista que sobre él se puedan tener. A tiempo que se deben evaluar las ideas mientras se lee, se debe también evitar distorsionar el sentido que contiene el texto. No se debe permitir que el lector fuerce el texto para que diga lo que a él le gustaría que dijera, porque así no se aprenderá nunca nada nuevo.
LECTURA CRÍTICA: ¿QUÉ TAN BIEN CUMPLE EL TEXTO SU FUNCIÓN?Se puede pensar en el escritor como alguien que desempeña un trabajo. Independientemente de cuál sea el tópico, debe realizar algunas tareas: Debe enfocarse en un tema específico
Los términos deben estar claramente definidos
Debe presentar evidencia
Debe tener en cuenta lo que es de conocimiento común
Debe explicar las excepciones
Las causas deben anteceder a los efectos y estar en capacidad de producirlos
Se debe mostrar como las conclusiones siguen una secuencia lógica que se desprenden de evidencias y argumentos anteriores.
Como lectores y escritores críticos las personas deben poder estar seguras de que esas tareas se han realizado en forma total, comprensiva y consistente. Solamente cuando el lector esta completamente seguro de que el texto es consistente y coherente puede comenzar a evaluar si acepta o no las aseveraciones y conclusiones en el contenidas.
PENSAR CRÍTICAMENTE: ES EVALUAR LA EVIDENCIA.
Leer para enterarse de lo que dice un texto puede ser suficiente cuando el objetivo o meta es conocer una información específica o entender las ideas de otro. Pero por lo general se lee con otros propósitos. Es necesario resolver problemas, construir vías, escribir leyes o diseñar una campaña publicitaria. Es indispensable evaluar lo que se ha leído e integrar esa comprensión al conocimiento previo que se tiene del mundo. Se debe decidir que se puede aceptar como verdadero y útil.
Los lectores desean aceptar como hechos solamente lo que es verdaderamente cierto. Para poder evaluar una conclusión debemos valorar la evidencia sobre la que ésta basada. No se necesita cualquier información; se necesita información confiable. Para estimar la validez de los comentarios de un texto, el lector debe salirse de éste y aportar conocimientos y estándares externos que lo soporten

Técnicas de Estudio: Lectura Comprensiva
por María José López Martínez

Lectura
Saber Leer
§ Es el medio ordinario para la adquisición de conocimientos que enriquece nuestra visión de la realidad, aumenta nuestro pensamiento y facilita la capacidad de expresión.
§ Es una de las vías de aprendizaje del ser humano y que por tanto, juega un papel primordial en la eficacia del trabajo intelectual.
§ Leer equivale a pensar y saber leer significa identificar las ideas básicas, captar los detalles mas relevantes y emitir un juicio crítico sobre todo aquello que se va leyendo.
Actitudes frente a la lectura. ¿Que debo hacer cuando leo?

§ Centra la atención en lo que estás leyendo, sin interrumpir la lectura con preocupaciones ajenas al libro.
§ Ten Constancia. El trabajo intelectual requiere repetición, insistencia. El lector inconstante nunca llegará a ser un buen estudiante.
§ Debes mantenerte activo ante la lectura, es preciso leer, releer, extraer lo importante, subrayar, esquematizar, contrastar, preguntarse sobre lo leído con la mente activa y despierta.
§ No adoptes prejuicios frente a ciertos libros o temas que vayas a leer. Esto te posibilita profundizar en los contenidos de forma absolutamente imparcial.
§ En la lectura aparecen datos, palabras, expresiones que no conocemos su significado y nos quedamos con la duda, esto bloquea el proceso de aprendizaje. Por tanto no seas perezoso y busca en el diccionario aquellas palabras que no conozcas su significado.

TIPOS DE LECTURA
Existen varios criterios para clasificar la lectura. Nosotros utilizaremos uno muy sencillo, basado en los propósitos del lector; es decir, con el objetivo por el cual lee. Así, lectura se puede clasificar en tres tipos: recreativa, informativa y de estudio.




LECTURA RECREATIVA O DE ESPARCIMIENTO.
Se lee recreativamente cuando sólo se desea pasar el rato, por puro placer o para satisfacer curiosidades. Aplicamos esta lectura cuando leemos, por ejemplo, textos como los siguientes: historietas, novelas, fotonovelas, chistes, cuentos, etc. Con este tipo de lectura, inclusive buscamos simplemente datos aislados.
LECTURA INFORMATIVA O CULTURAL.
Realizamos este tipo de lectura cuando leemos para estar informados acerca de un tema o lo que ocurre en determinado lugar de un país o en el mundo, en general, informaciones específicas.. Precisa -con relación al tipo anterior- de una cierta valoración crítica y razonada del contenido así como una adecuada asimilación.Aplicamos esta lectura cuando leemos textos como: diarios, revistas, avisos, propaganda, etc.
LECTURA DE ESTUDIO O REFLEXIVA
Es la lectura para retener la información. La velocidad pasa a un segundo plano. Se lee con atención, lentitud, interesa la comprensión del material o contenido. Aplicamos esta lectura para aprender, investigar temas científicos, artísticos, tecnológicos, estudiar textos escolares, publicaciones estructuradas, etc. este tipo de lectura exige -con relación al tipo anterior- mayor capacidad de análisis y reflexión. Este es el tipo de lectura cuyo aprendizaje vamos a desarrollar en nuestros próximos encuentros virtuales.






Recuerda que la lectura es una herramienta poderosa para tus estudios tanto en el colegio como fuera de él. Nunca olvides que [ ]la lectura te hará crecer más y más.
Prof. Lic. Hugo E. Diaz.

René Gastón Hernández Santiago es el autor del libro "El éxito en tus estudios". En el Capítulo 5 denominado Técnicas de Lectura escribió lo siguiente:

IMPORTANCIA DE LA LECTURA.


Gran parte del buen rendimiento en el estudio se debe a la capacidad para leer.
La [ ]importancia de la lectura se destaca porque es el medio fundamental de conocer, pensar y resolver problemas en todos los aspectos de la vida.
El tema de la lectura exige un estudio completo que no podría tratarse con amplitud en este libro, pero es preciso llamar la atención de que se debe tener interés por el mejoramiento de nuestros hábitos, y desarrollar una mejor capacidad lectora, ya que aproximadamente entre el 80 y el 90% de los conocimientos se adquieren por medio de la lectura.
La lectura no es tan sólo dominar algunos de sus aspectos: unión de sílabas o dicción, sino, también, hacerla con orden o inteligencia. Saber leer implica un proceso de razonamiento en el que se juzga lo leído y se aplica en la adquisición de más experiencia.
DIFERENTES TIPOS DE LECTURA
Lectura de estudio

Este tipo de lectura es el que se realiza con objeto de aprender en forma ordenada y sistemática un tema de estudio. Para tener un aprovechamiento eficaz en la lectura de estudio deberán emplearse las fórmulas y los métodos de estudio que se han recomendado en el capítulo 2: Técnicas de estudio.





Lectura de consulta
El estudiante no debe limitarse a depender exclusivamente del libro de texto, pues con ello anula y empobrece su propio pensamiento.Cualquier tema por estudiar debe ser objeto de una mayor ampliación en distintos libros, para que se facilite emitir un juicio con amplios y sólidos conocimientos. Así que no se olvide: un buen estudiante es el que amplía sus conocimientos, consultando otros libros que ofrezcan un punto de vista distinto del libro de texto.




Lectura de información
Este tipo de lectura se hace en periódicos y revistas, con el fin de estar informado acerca de los muchos aspectos que componen la vida diaria. Desgraciadamente, por afán comercial, muchos de los periódicos llegan a exagerar las noticias, y gran parte de las revistas han creado una elevada vulgarización con la que deforman los hechos. Por lo que es necesario tener muy despierto el sentido crítico, para aceptar o rechazar lo que con sensacionalismo y tretas propagandísticas se ofrece.la técnica adecuada para leer periódicos y revistas es la que se hace enterándose de lo que dicen los titulares, en primer término y, después, se selecciona lo que parece tener interés para leer, con detalle, estas partes escogidas.




Lectura de recreación
Gran parte de la lectura se hace con el fin de descansar o entretenerse, porque no hay nada más estimulante que leer una obra que se considere amena e interesante. Así, existen cientos de personas que por placer leen poemas, biografías, libros de viajes, obras de teatro, novelas, porque sienten la emoción y el goce estético que proporciona la lectura.




Lectura de investigación
Es la lectura que se hace de diferentes libros para encontrar la información necesaria para redactar un trabajo. Para que la lectura de investigación resulte provechosa debe realizarse con todo cuidado y bajo las siguientes condiciones:
-Seleccionar los libros adecuados.-Realizar una lectura detenida y detallada de cada uno de los libros consultados.-Elaborar fichas bibliográficas de los libros consultados, por autor, materia y tema.-Redactar fichas en las que se consignen citas textuales tomadas de algún libro, revista o periódico; elaborar fichas en las que escribas tu opinión personal sobre lo que hayas leído.-Organizar las fichas para que se te facilite redactar la Ficha de documentación, en la cual vaciarás todo el fruto de tu trabajo.

Carmen Lomas Pastor"Hacer Familia" Nº 84, (Págs. 11-41). Ediciones Palabra, Madrid 2002arvo.net
[LA IMPORTANCIA DE LA LECTURA]
La lectura tiene una gran importancia en el proceso de desarrollo y maduración de los niños. Desde hace unos años se está notando un creciente interés de los padres por la lectura de sus hijos, quizá porque saben —se les dice así desde los medios de comunicación— la relación que existe entre lectura y rendimiento escolar.Desde estas páginas quisiera hacerles conscientes de que el potencial formativo de la lectura va más allá del éxito en los estudios; la lectura proporciona cultura, desarrolla el sentido estético, actúa sobre la formación de la personalidad, es fuente de recreación y de gozo.La lectura constituye un vehículo para el aprendizaje, para el desarrollo de la inteligencia, para la adquisición de cultura y para la educación de la voluntad.
[LAS VENTAJAS DE LA LECTURA]
¿Qué bienes reporta la lectura?
Voy a realizar una enumeración —no pretendo que sea exhaustiva— de bienes que trae consigo la actividad lectora, y así ayudar a interiorizar su importancia. También quiero indicar que el beneficio personal que cada lector saca de la lectura es muy variado, pues todas las actividades humanas —por ser libres— son irrepetibles y personales.En cualquier caso, podemos afirmar que con la lectura llegan a la persona un cúmulo de bienes que la mejoran.
La lectura no solo proporciona información (instrucción) sino que forma (educa) creando hábitos de reflexión, análisis, esfuerzo, concentración... y recrea, hace gozar, entretiene y distrae.
• La lectura ayuda al desarrollo y perfeccionamiento del lenguaje. Mejora la expresión oral y escrita y hace el lenguaje más fluido. Aumenta el vocabulario y mejora la ortografía.
• La lectura mejora las relaciones humanas, enriqueciendo los contactos personales.
• La lectura da facilidad para exponer el propio pensamiento y posibilita la capacidad de pensar.
• La lectura es una herramienta extraordinaria de trabajo intelectual ya que pone en acción las funciones mentales agilizando la inteligencia. Por eso tiene relación con el rendimiento escolar.
• La lectura aumenta el bagaje cultural; proporciona información, conocimientos. Cuando se lee se aprende.
• La lectura amplía los horizontes del individuo permitiéndole ponerse en contacto con lugares, gentes y costumbres lejanas a él en el tiempo o en el espacio.
* La lectura estimula y satisface la curiosidad intelectual y científica.
· · La lectura despierta aficiones e intereses.
· · La lectura desarrolla la capacidad de juicio, de análisis, de espíritu crítico.
· · La lectura fomenta el esfuerzo pues exige una colaboración de la voluntad. La lectura exige una participación activa, una actitud dinámica. El lector es protagonista de su propia lectura, nunca un sujeto paciente.
· · La lectura potencia la capacidad de observación, de atención y de concentración.
· · La lectura facilita la recreación de la fantasía y el desarrollo de la creatividad. El lector, durante la lectura, recrea lo que el escritor ha creado para él.
· · La lectura es un acto de creación permanente. Laín Entralgo señala: «Todo cuanto un hombre lee es por él personalmente recreado, vuelto a crear (...). Pero el lector, además de recrear, se recrea, se crea a sí mismo de nuevo, vuelve a crear su propio espíritu».• Las lecturas nos cambian igual que las buenas o las malas compañías. Toda lectura deja huella...
· · La lectura favorece el desarrollo de las virtudes morales siempre que los libros se seleccionen adecuadamente. Las lecturas proponen modelos para admirar e imitar; y, mientras los modelos vivientes (padres, profesores, etc.) pasan, los protagonistas de los libros permanecen.
· · Las lecturas nos hacen más libres. Hace unos años hubo un eslogan para la promoción de la lectura que decía: «Más libros, más libres».
· · La lectura potencia la formación estética y educa la sensibilidad estimulando las buenas emociones artísticas y los buenos sentimientos. Las lecturas nos ayudan a conocernos a nosotros mismos y a los demás, y —de este modo— favorecen la educación del carácter y de la afectividad, despertando buenos sentimientos. La lectura nos enriquece y nos transforma, nos hace gozar y sufrir.
· · La lectura es un medio de entretenimiento y distracción, que relaja, que divierte.
· · La lectura es una afición para cultivar en el tiempo libre, un hobby para toda la vida. Una afición que puede practicarse en cualquier tiempo, lugar, edad y situación....
· · La lectura es fuente de disfrute, de goce, de felicidad. Se ha hablado mucho de «el placer de leer», y esta frase expresa una verdad. Leer es una pasión, algo que envuelve a la persona entera y le comunica un deleite porque es una actividad auténticamente humana.